Problemas de apego

El apego puede describirse como la conexión muy profunda que se establece entre un niño y su cuidador y generalmente se establece en los primeros años de su vida. Para los niños, tener un apego estable en estos primeros años de desarrollo se dice que es crucial para un desarrollo físico, social y emocional saludable. Los problemas de apego describen un conjunto de comportamientos que pueden surgir de ciertas situaciones, como si un niño pierde a su cuidador principal o ha sufrido negligencia emocional en sus primeros años. Los comportamientos que pueden indicar problemas de apego incluyen el apego o la exigencia, los problemas de control, la falta de contacto visual, los cambios en los hábitos alimenticios o las malas relaciones con los compañeros.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..