Depresión

¿Qué es la depresión?
La depresión es una enfermedad mental caracterizada principalmente por un sentimiento de tristeza prolongado y severo. Este sentimiento está asociado con otros síntomas y alteraciones del pensamiento y el comportamiento. La depresión puede afectar a personas de todas las edades; ya sea para adultos, adolescentes o incluso niños. Puede variar en severidad y puede durar toda la vida, o puede ser temporal. Como tal, hay diferentes tipos de depresión que incluyen:

Distimia: depresión leve continua que dura más de dos años.
Trastorno afectivo estacional (TAE): esta depresión generalmente ocurre durante el invierno.
Depresión prenatal: ocurre durante el embarazo.
Depresión posnatal: ocurre después del embarazo y afecta principalmente a las nuevas madres, pero también puede afectar a los nuevos padres.


Haga clic y arrastre para mover
¿Cuáles son los síntomas de la depresión?
Los síntomas de la depresión son:

Irritable o de mal humor
Sentimientos de desesperanza y abandono.
Pérdida de placer en actividades que generalmente lo hacen feliz, incluida la actividad sexual.
Pensamientos de muerte o suicidio.
Estar retraído o aislado
Baja autoestima
Sentirse vacío y entumecido
También hay ciertos comportamientos que pueden ser característicos de alguien que lucha con la depresión:

Hacerse daño a uno mismo
Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
Sensación de cansancio
Pérdida o aumento del apetito.
Evitar eventos sociales
Consumir más alcohol, drogas o tabaco de lo habitual.
Dificultad para enfocar
Los síntomas de la depresión en los niños pueden ser diferentes a los de los adultos. Es importante controlar su rendimiento escolar, el sueño y el comportamiento del niño.

¿Qué causa la depresión?
No hay una causa única de depresión, y hay muchos factores desencadenantes. La depresión puede ser causada por los siguientes factores:

Experiencias infantiles
Herencia genética
Medicamentos, drogas y consumo de alcohol.
Sueño, dieta y ejercicio.
Eventos de la vida (por ejemplo, experiencias traumáticas, duelo, como muertes familiares, divorcios o desempleo)
Aislamiento social
Otras afecciones de salud, como la lucha contra el dolor crónico.
Otros problemas de salud mental (por ejemplo, la depresión puede ser común en personas que también sufren ansiedad, trastorno de estrés postraumático o trastornos alimentarios)
¿Se puede prevenir la depresión?
No es posible prevenir la depresión, sin embargo, existen medidas que pueden tomarse para cuidarse a sí mismo y a su bienestar mental. Éstas incluyen:

Dormir lo suficiente
Comiendo bien
Haciendo ejercicio regularmente
Mantener la higiene personal
Evita las drogas y el alcohol.
Practica el cuidado personal: haz cosas que te hagan feliz, sé amable contigo mismo y date un capricho.
También es importante conectarse con otras personas, con amigos y familiares para asegurarse de no aislarse.

¿Cuál es el tratamiento para la depresión?
Existen diferentes opciones de tratamiento para la depresión y dependen de la gravedad de sus síntomas y del tipo de tratamiento al que sea receptivo. Los tratamientos más comunes utilizados para la depresión son los tratamientos para hablar (por ejemplo, TCC, TCC grupal y psicoterapia) y medicamentos (por ejemplo, ISRS, IRSN, tricíclicos y otros tipos de antidepresivos).

Si ha tenido depresión anteriormente, pero actualmente no tiene síntomas, es importante adoptar una espera vigilante (es decir, estar atento a su estado de ánimo y cualquier cambio en su estado de ánimo).

Las terapias alternativas para la depresión pueden incluir:

Atención plena
Apoyo de los compañeros
Terapias artísticas

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..