Endoscopia digestiva

La endoscopia es una prueba utilizada para diagnosticar o tratar (endoscopia terapéutica) posibles patologías del esófago, el estómago y el duodeno, la parte superior del tracto digestivo. El endoscopio se introduce a través de la boca y avanzó para ver el tracto. Como la prueba causa malestar, es una práctica común para sedar ligeramente el paciente. La prueba dura 15-30 minutos y se realiza de forma ambulatoria.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..