Pérdida de audición

¿Qué es la pérdida de audición?

La pérdida de audición es una reducción en la sensibilidad auditiva que afecta a uno o ambos oídos. Se puede clasificar por tipo y grado.

Hay tres tipos principales de pérdida de audición:

  1. Pérdida de la audición neurosensorial: causada por daño a los nervios en el oído interno. Esto a menudo es permanente.
  2. Pérdida auditiva conductiva: afecta el oído externo o medio, dificultando el movimiento del sonido desde el oído externo hasta el tímpano y el oído medio. Los medicamentos o la cirugía pueden ayudar a mejorar este tipo de pérdida auditiva.
  3. Pérdida auditiva mixta: una combinación de ambos de los anteriores.

Los diferentes grados de pérdida auditiva son los siguientes:

  • Pérdida auditiva leve: puede ser difícil entender el habla en entornos ruidosos.
  • Pérdida auditiva moderada: puede ser difícil entender el habla sin un audífono.
  • Pérdida auditiva severa o profunda : se requiere un audífono o implante para escuchar.

Síntomas de pérdida de audición

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Dificultad para seguir las conversaciones cuando dos o más personas están hablando
  • Dificultad para diferenciar entre sonidos agudos
  • Voces más profundas o más masculinas se escuchan mejor
  • Sensación de inestabilidad o mareos
  • Sensación de presión en el oído

Otros síntomas pueden incluir:

¿Cuáles son las causas de la pérdida de audición?

Las causas de la pérdida de la audición incluyen:

  • Años. Las personas mayores de 65 años pueden experimentar pérdida de audición.
  • Ruido. La exposición prolongada a ruidos fuertes puede conducir a la pérdida de la audición.
  • Factores hereditarios
  • Infecciones. Los virus y las bacterias pueden dañar el oído, además de la otitis infantil no tratada.
  • Otosclerosis Afecta la movilidad de los huesos del oído medio, reduciendo su capacidad de transmitir vibraciones.
  • Agentes ototóxicos. Ciertos medicamentos, el alcohol y el tabaco pueden dañar el oído.

¿Se puede prevenir la pérdida de audición?

La prevención se basa en evitar factores de riesgo tanto como sea posible. Sin embargo, la prevención no es posible para la pérdida auditiva de origen genético. En general, es importante evitar la exposición a grandes volúmenes y usar equipo de protección si trabaja en un entorno donde el ruido es la norma.

¿Cual es el tratamiento?

El tratamiento depende del grado de pérdida de audición. El tratamiento convencional para la pérdida auditiva leve o moderada es un audífono. En casos de pérdida auditiva profunda, se puede implantar un audífono con anclaje óseo; este dispositivo transmite sonido a través del cráneo al oído afectado.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..