Hipertensión arterial

¿Qué es hipertensión?

La hipertensión o presión arterial alta es una afección crónica en la que la presión sanguínea en reposo es persistentemente más alta que lo que se considera una lectura normal (120/80 mmHg). Si su presión diastólica es persistentemente más alta que 90 mmHg y su presión sistólica es persistentemente más alta que 140 mmHg, entonces usted tiene presión arterial alta. Según diferentes lecturas, la hipertensión se puede clasificar como:

  • Leve o prehipertensión: entre 130/85 y 139/89 mmHg;
  • Hipertensión en estadio 1: entre 140/90 y 159/99 mmHg;
  • Hipertensión en estadio 2: entre 160/100 y 179/109 mmHg;
  • Hipertensión Etapa 3: 180 / 110mmHg o más.

Pronóstico:

La hipertensión es una afección compleja que puede provocar complicaciones graves, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral . Por lo tanto, ser consciente de su presión arterial y controlar un nivel saludable es muy importante para su salud general.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

Los síntomas de la hipertensión no están específicamente relacionados con esta afección y pueden pasarse por alto como relacionados con otras afecciones menos graves. Los síntomas más comunes son:

¿Cómo se diagnostica la hipertensión?

La hipertensión se puede diagnosticar con varias pruebas diferentes, que incluyen:

  • Prueba de sangre;
  • Examen de orina;
  • ECG de estrés o ejercicio;
  • Monitoreo ambulatorio de la presión arterial durante 24 horas.

¿Qué causa la hipertensión?

La hipertensión puede ser causada por el envejecimiento, la predisposición familiar, una dieta alta en sal, fumar, la obesidad, tener un estilo de vida sedentario, beber mucho alcohol, el estrés y otras condiciones concurrentes.

¿Cómo se trata la hipertensión?

La hipertensión puede tratarse con agentes antihipertensivos, diuréticos, alfabloqueantes, betabloqueantes y simpaticolíticos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la terapia con medicamentos siempre debe ir acompañada de cambios en el estilo de vida. Una dieta baja en sal, ejercicios constantes y de intensidad moderada, control de peso, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol pueden ayudarlo a reducir su presión arterial.

¿Con qué médico debería hablar?

Si padece hipertensión, debería ver a un cardiólogo. En caso de que también tenga otras afecciones, es posible que tenga que ver a un médico de medicina interna, un nefrólogo o un neurólogo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies