Tiroiditis

¿Qué es la tiroiditis?

El término tiroiditis se refiere a una infección de la glándula tiroides, y es un término general: hay varios tipos de tiroiditis que causan inflamación de diversas maneras, y el tratamiento varía según el tipo que tenga el paciente. La glándula tiroides produce hormonas que ayudan a controlar el metabolismo y crecimiento del cuerpo. Los tipos de tiroiditis incluyen tiroiditis de Hashimoto, tiroiditis de De Quervain, tiroiditis posparto, tiroiditis inducida por fármacos, tiroiditis inducida por radiación, tiroiditis infecciosa y tiroiditis silente (o indolora).

¿Cuáles son los síntomas de la tiroiditis?

Los síntomas varían según el tipo de tiroiditis contraída. La tiroiditis de De Quervain, por ejemplo, puede causar fiebre y dolor en la mandíbula, el cuello y la oreja. La glándula tiroides puede, además, liberar demasiada hormona tiroidea, causando síntomas de hipertiroidismo, por ejemplo, ansiedad, palpitaciones del corazón e incapacidad para dormir (insomnio).

Los síntomas de una glándula tiroides hiperactiva también se experimentan en la tiroiditis posparto, que afecta a una cantidad muy pequeña de mujeres poco después de dar a luz. Estos síntomas pueden observarse en tiroiditis silenciosa, tiroiditis inducida por fármacos, tiroiditis inducida por radiación y tiroiditis aguda. Igualmente, estos tipos de tiroiditis pueden mostrar síntomas de una glándula tiroidea poco activa.

Una glándula tiroides hiperactiva produce síntomas que incluyen:

  • Ansiedad
  • Cambios de humor
  • Problemas para dormir
  • Sentirse débil o debilidad muscular
  • Falta de interés sexual
  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • Hiperactividad
  • Fatiga
  • Diarrea
  • Una mayor necesidad de orinar

Una glándula tiroidea poco activa produce síntomas que incluyen:

  • Aumento de peso
  • Estar estreñido
  • Calambres musculares
  • Piel seca
  • El cabello y las uñas se rompen fácilmente o se sienten quebradizos
  • Pérdida de deseo sexual
  • Periodos irregulares
  • Períodos pesados
  • Depresión
  • Sentirse sensible al frío

¿Qué causa la tiroiditis?

Como la tiroiditis viene en muchas formas, puede ser causada de diferentes maneras. La tiroiditis de Hashimoto es causada por el sistema inmune que ataca la glándula tiroides. La tiroiditis de De Quervain es causada por una infección viral como la gripe. La tiroiditis también puede ocurrir en mujeres que han dado a luz recientemente, aunque esto es más común en mujeres con diabetes tipo 1. Ciertos medicamentos y radiación (por ejemplo, de radioterapia) también pueden afectar la glándula tiroides y causar tiroiditis. Por último, la tiroiditis infecciosa (también llamada tiroiditis aguda puede ser causada por una infección.

¿Cómo se puede prevenir la tiroiditis?

La mayoría de los tipos de tiroiditis no se pueden prevenir, pero las medidas de estilo de vida y el cuidado de su cuerpo pueden ayudar en el caso de una infección. Haz ejercicio regularmente, bebe con moderación y si fumas, es recomendable que te rindas.

¿Cuál es el tratamiento para la tiroiditis?

El tratamiento para la tiroiditis depende del tipo que tenga el paciente. La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune y puede llevar meses o incluso años detectarla. En la tiroiditis de Hashimoto, el tratamiento se enfoca en aliviar los síntomas, ya que es incurable.

Otros tipos de tiroiditis se pueden tratar con medicamentos, que intentan restablecer la función tiroidea normal. El dolor se puede aliviar con analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno.

En algunos casos, la tiroiditis causa niveles bajos de hormona tiroidea, lo que significa que la terapia de reemplazo hormonal puede ser necesaria. Este tratamiento es a menudo de por vida. Si la tiroiditis es infecciosa, puede tratarse con antibióticos, y en los niños, la cirugía generalmente es necesaria para extirpar la parte anormal de la tiroides.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.