Alteraciones de la voz

Los trastornos de la voz son trastornos en los sonidos que dependen de la laringe (cuerdas vocales) y afectan el tono, el timbre, la intensidad o la duración. El origen de tales cambios puede ser orgánico, fisiológico, psicológico o ambiental. Además, existen dos tipos de trastornos: disfonía y afonía. Afonía es la pérdida total de voz temporalmente o crónica y puede ser causada por el uso excesivo de las cuerdas vocales, enfermedades respiratorias, la ingesta de productos tóxicos o irritantes, el exceso de frío o causas nerviosas. El tratamiento puede incluir descansar la voz, medicamentos, terapia de voz o, en casos graves, cirugía. La disfonía es un trastorno de la intensidad de la voz debido a una lesión en los órganos de la fonación (orgánica) o un mal uso de la voz (funcional). Las causas más frecuentes de esta afección son la tensión excesiva (hiperfunción de la voz), el reflujo gastroesofágico, el tabaquismo, las infecciones como la laringitis o la tuberculosis, los trastornos neurológicos de la laringe, los tumores y los traumatismos, entre otros. El tratamiento implica el aprendizaje de técnicas de relajación y respiración, el ejercicio de los músculos del hombro, el cuello y la cara, y la terapia del habla.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..