Vasectomía sin bisturí

La vasectomía sin bisturí es una intervención sin incisión quirúrgica para realizar la eliminación parcial de los conductos deferentes, que son los conductos que llevan los espermatozoides en los testículos. Es uno de los métodos anticonceptivos más simples y eficaces. A diferencia de una vasectomía tradicional, en el que se utiliza un bisturí, esta técnica se realiza con pinzas, haciendo que la abertura de la piel que separa las fibras, y no por el corte. La ventaja es que los pacientes tienen menos dolor y hemorragia durante la cirugía y menos hematomas, menos riesgo de infecciones y otras complicaciones postoperatorias posibles. Además, no hay formación de cicatrices.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..