Lifting facial

¿Qué es un estiramiento facial?

El estiramiento facial, o cirugía de rejuvenecimiento facial , es una intervención que corrige los signos más visibles del envejecimiento facial, al tensar los músculos faciales, reducir la grasa, redistribuir la piel y eliminar el exceso de tejido. Esta intervención generalmente se realiza bajo anestesia general.

Existen varios tipos de estiramiento facial, de acuerdo con las áreas de la cara tratada: elevación de la cara superior, que eleva las cejas caídas y elimina las arrugas de la frente; levantamiento de la cara media, que elimina la grasa que se ha acumulado en los pómulos y levanta las mejillas; y elevación de la parte inferior de la cara, lo que reduce la grasa a lo largo de la línea de la mandíbula y el cuello (llamada doble mentón).

¿Por qué está hecho?

La piel flácida y laxa es una clara señal del paso del tiempo y es particularmente visible en la cara; en muchos pacientes, esto puede dar lugar a un complejo. Por lo tanto, el objetivo de un estiramiento facial completo es reducir la laxitud y reestructurar las áreas afectadas.

¿Qué implica?

El procedimiento generalmente se lleva a cabo haciendo incisiones detrás de la línea del cabello y detrás del lóbulo de la oreja, continuando hacia la nuca, si es necesario, para que las cicatrices permanezcan camufladas. A través de estas incisiones, la piel se estira y se secciona, dejando la cara más firme y más juvenil.

Cómo prepararse para eso

Antes del estiramiento facial, debe seguir algunas instrucciones importantes: dejar de fumar al menos 15 días antes de la operación; para la intervención en sí misma, no use lentes de contacto ni maquillaje y asegúrese de que su piel esté limpia y bien hidratada. Además, en la consulta previa a la cirugía , deberá informar al cirujano sobre los medicamentos que está tomando y las alergias que tenga, ya que podría ser necesaria más preparación.

Cuidados postoperatorios

Los pacientes normalmente salen de la clínica 24 horas después de la intervención; sin embargo, esto dependerá de su evolución y de la recomendación del cirujano. En los primeros días después de la intervención, se recomienda dormir sobre dos almohadas para reducir la hinchazón y evitar tomar bebidas calientes o masticar demasiado, para que los puntos no se vean afectados. La hinchazón y los hematomas desaparecerán durante los primeros días.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..